Gravity, el vino de Lorenzo Quinn

vins-i-escultura-sencera

Lorenzo Quinn ya tiene su propia marca de vinos, Gravity. El escultor junto con su amigo y socio, Ramiro Rafart, se han dejado guiar por las bodegas de la rioja alavesa, Remírez de Ganuza,  encargadas de cultivar estos magníficos caldos, que se presentan en dos versiones: Gravity y Gravity Special Edition.

Fernando Remírez de Ganuza, propietario de las bodegas, comentó que Lorenzo Quinn buscaba un vino que le recordara a su Roma natal, dónde su padre Anthony Quinn le enseñó a valorar los frutos de la tierra, la vendimia y la cultivación del vino. Esos fueron motivos por los que el escultor fue a parar a Samaniego, localidad dónde se encuentran las bodegas, ya que las bodegas Remírez de Ganuza, son un símbolo en cuanto a calidad, innovación y exclusividad, siempre a la vanguardia en lo que se refiere a técnicas de la elaboración del vino.

En esta primera temporada se lanzarán al mercado 3000 botellas de Gravity, que se repartirán en vinacotecas,  restauración de España y canales de distribución de todo el mundo. Según comentó el bodeguero en la rueda de prensa, tienen pensado seguir con esta colaboración durante muchos años más.

El artista fue el encargado de diseñar la etiqueta del vino, dónde aparece una de sus esculturas, Gravity, que da nombre al vino. Denominación que redondea la esencia y significado del vino, ya que es el peso de la materia vegetal la que exprime la uva por la noche.

El ajuste se consigue mediante la bolsa de membrana que se aplica sobre los hollejos, una vez acabado el prensado de las uvas. La bolsa rellena de agua se introduce en el depósito y el propio peso generado por el agua exprime los hollejos, liberando aproximadamente el 70% de vino que estos todavía contienen. El procedimiento ingenioso evita la fricción de los hollejos y la oxidación del vino, con lo cual se extraen las virtudes y no los defectos del vino.

Gravity 2002:

Intensidad colorante en el borde, los matices a cereza picota son típicos de la añada. De inicio los recuerdos a la fruta madura y a mineral sin olvidar ese toque a arándanos en plena vendimia. El paso por boca tiene un recuerdo a fruto rojo maduro, los taninos pronunciados y la elegancia en el regusto son reflejo del vino. 2002 Tinto Reserva D.O.C Rioja 14% Uva procedente de Viñedo Viejo de Tempranillo al que se le añadió 10% Graciano.

Gravity Special Edition 2004:

Descubrimos un vino de capa alta con tonos amoratados, lágrima abundante y anillo glicérico. A copa parada enmarca notas de zarzamora y anisados. La complejidad aromática se refleja al tiempo de aireación, un ensamblaje perfecto entre fruta y recuerdos a roble fresco de Alier. La percepción del paladar es muy pronunciado, el toffe y los tostados elegantes del roble le fruta con su singular intensidad y ese nervio lo cual distingue al vino. Tinto D.O.C. Rioja, 14% 24 meses en barricas de roble nuevo. Vino proveniente de uvas Tempranillo 90% Graciano 10%

“Es esencial encontrar un equilibrio en la vida. En el vino, igual que en las personas, muchas veces este equilibrio, es gracias a la gente que nos rodea y que nos mantiene firmes en la tierra. Sin ellos flotaríamos en la perdición”

Lorenzo Quinn

One Response to “Gravity, el vino de Lorenzo Quinn”

  1. Lester says:

    blanks@tommys.portago” rel=”nofollow”>.…

    ñïñ çà èíôó!!…

Leave a Reply